Inicio Noticias Categoría Misceláneas

JOSÉ ARIAS RIVAS: EL ÚLTIMO BASTIÓN DEL RELOJERO MÁS ANTIGUO DE ANGOL

admin el 17-12-2015, visto 110 veces 0
Article Image

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entre pequeñas piezas, agujas, cientos de relojes por reparar en una mesa, ubicado en un sector conocido de Angol, don José Arias Rivas, es uno de los relojeros más antiguos de la comuna.

Relojero de oficios por muchos años, cuenta que se inició en la escuela industrial de Conchalí de Santiago. “Hace tiempo llegaron dos señores alemanes para darle trabajo como junior para hacer diversas actividades. Tuve la suerte de caerles bien a los alemanes y comencé a trabajar”.

Cuando uno de ellos volvió a Alemania, el otro quedó a cargo del negocio. “Pero enfermó quedando postrado en cama durante muchos años. Ahí yo aprendí en su taller de relojería pues me quedé a cargo de ella en Santiago, calle Huérfanos. Él me enseñó muchas cosas, donde aprendí a trabajar con las herramientas de la relojería”, aunque declara que tenía problemas con el hijo de su patrón pues siempre le robaba materiales u otro afín.

Hasta que pasó el tiempo y me regaló el taller, pero no pude hacer efectivo y su familia se fue encima de mí. Pero a duras penas me dieron algunas máquinas para empezar a hacer mi propio taller. Con los años Arias llegó a la ciudad de Angol para instalarse con su relojería donde señala que, “la relojería mecánica nunca va a morir. En las casas siempre hay relojes antiguos, son una joya. Aquí seguiré trabajando y será hasta el último de mis días”