Inicio Noticias Categoría Cartas/Denuncias

FUNDACIÓN ARAUCANÍAPRENDE EXTIENDE SU COMPROMISO POR EL APRENDIZAJE LECTOR DURANTE EL VERANO

admin el 13-01-2023, visto 856 veces 0
Article Image

Niños, sus familias y profesionales del Programa Rescate Lector Remoto, se unen para incentivar y concretar el aprendizaje de la lectura en vacaciones, desde sus hogares.

Durante las vacaciones de verano los niños y niñas del Programa Rescate Lector Remoto de Fundación AraucaníAprende no paran. Son tantas las ansias de aprender a leer que sus familias y los profesionales de la fundación se comprometieron a continuar trabajando en equipo, para que en medio del receso escolar fortalezcan el aprendizaje de la lectura, incrementando así la cifra de niños lectores en la región.

Por primera vez desde que se innovó en el Programa Rescate Lector, implementando una versión remota, esta extiende su período de ejecución a enero. Para ello, la fundación cuenta con el apoyo del Ministerio de Educación, convirtiendo al programa en una ayuda fundamental para las familias interesadas en que sus hijos aprendan a leer. "Como Fundación AraucaníAprende consideramos pertinente continuar con el Rescate Lector en forma remota, ya que cuando los estudiantes finalizaron sus sesiones en diciembre, un número considerable de ellos se encontraban con posibilidades de mejorar su nivel lector, por lo que estimamos que ampliar el tiempo de sesiones de trabajo con los profesionales los beneficiaría directamente para dar continuidad al proceso de enseñanza", explicó Valeska Cea, Jefa de Evaluación y Monitoreo de Fundación AraucaníAprende.

La extensión del programa durante enero abarca 31 comunas de La Araucanía, lo que implica que 435 estudiantes pertenecientes a 176 escuelas de la región continúen aprendiendo a leer durante las vacaciones y, desde sus hogares, a través de sesiones online a cargo de profesionales del equipo Rescate Lector Remoto. Acción que se refuerza gracias a la alianza colaborativa con las Fundaciones María José Reyes Moore, CMPC e Isla Tenglo, que permite que en el período estival niños de las regiones de O´Higgins, Bío Bío y Los lagos-en condiciones de mejorar su aprendizaje lector-participen de las sesiones de verano del programa. Lo que hace posible que un total de 646 niños de 228 escuelas en 55 comunas, estén motivados por aprender a leer.

La continuidad en enero ha sido posible gracias a las familias, que como lo explica Valeska Cea, agradecen la posibilidad de reforzar la lectura de sus hijos y mantener hábitos lectores en verano. "Me parece bien que mi hija siga aprendiendo, porque en el hogar no se dan los tiempos y los niños en verano se dedican a hacer otras cosas. Lo bueno es que Dominik está interesada y contenta de aprender a leer mejor con clases online, porque en la pandemia de su colegio- Nuestra Señora del Rosario de Angol-le enviaban guías, por lo que las clases del programa la entusiasman y son una nueva experiencia", afirmó Daniel Toledo, apoderado Rescate Lector Remoto.

La determinación del equipo de AraucaníAprende por comenzar el 2023 con el objetivo de hacer posible que más niños lean y que las vacaciones no fuesen un impedimento para ello, unió a niños y sus familias con los profesionales del programa, comprometiéndose a concretar una meta colectiva en torno a la lectura. "El interés de las familias ha aumentado, tanto que muchas de ellas decidieron conectarse a las sesiones durante los fines de semana, lo que no es un problema porque me adapto a los tiempos que disponen, lo que hace que el día domingo mi última sesión sea a las siete de la tarde. Eso, porque estoy comprometida con los niños a los que les enseño a leer", declaró Patricia Rinaldi, Psicopedagoga del equipo Rescate Lector Remoto.

El trabajo del Programa Rescate Lector Remoto durante enero, permitirá que al iniciarse el año escolar sean más los niños que progresaron en el aprendizaje de la lectura, gracias a la iniciativa y compromiso de Fundación AraucaníAprende, que junto a su equipo decidió no detenerse, para hacer posible que en La Araucanía todos los niños lean y aprendan a hacerlo en el nivel educacional que les corresponde.