Inicio Noticias Categoría Misceláneas

Multitudinario adiós a Carlo De Gavardo: Un ídolo tuerca

admin el 07-07-2015, visto 66 veces 0
Article Image

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este lunes se realizaron los funerales del deportista nacional Carlo de Gavardo, en el cementerio Parque del Recuerdo, quien falleciera sorpresivamente este sábado tras sufrir un infarto mientras practicaba mountain bike junto a su hijo en cercanías del Cerro Huelquén.
Previo a ello, cientos de motociclistas realizaron una caravana que comenzó en el Centro de Entrenamiento Olímpico, en donde las banderas fueron puestas a media asta en señal de luto por el huelquelino, para recordar al destacado piloto nacional que llegó a ser tercero en el Rally Dakar 2001, cuando la prueba se corría en África. Esta actividad fue encabezada por los pilotos Francisco López e Ignacio Casale.
Despedida
Quien sumó palabras para esta dolorosa despedida fue Tomás De Gavardo, afirmando emocionado que, “La mayoría de ustedes saben cómo era mi papá. Era un tipo que llevaba un papelito con lápiz, con sus camisas rotas... Tenía historias increíbles… que eran verdad al final” donde mencionó a sus amigos que siempre apoyó y en particular a la gente que estuvo a su lado agregando que, “Nos vemos en el cielo para terminar todos los paseos que nos faltaron, copuchar de las carreras y preguntarme todo de los partidos de fútbol”.
Su hermano, Giorgio De Gavardo, le escribió una carta de despedida a Carlo. “En este país lindo que en el mundo el deporte conoció gracias a ti. Carlo tú eras muy bueno para navegar y tienes una muy buena visión. Avísales a los niños y cuídalos cuando venga un obstáculo”.
Susana Fuentes, prevencionista de riesgos, quien conociera al fallecido piloto, destacó sus cualidades, entre ellas, la resiliencia. “Me quedo con ese cariño… Se fue mi hermano, mi partner, mi otro yo, quedo con ese cariño y el amor que nos entregó a todos. Tengo el corazón en llanto, no saben lo que significa para mí. Sé que desde el cielo continuará esta obra. Cuando vean a los que más sufren, que los ayuden porque eso era lo que Carlo quería; era su sueño. Era un hombre resiliente reconocido por Naciones Unidas y los invito a todos ustedes para que reciba ese reconocimiento en Noviembre”.
Finalmente sus restos fueron incinerados en una ceremonia privada donde sólo participaron familiares en el cementerio Parque del Recuerdo en la comuna de Recoleta.